Abdominoplastia

Conocida también con el nombre de “Lipectomia”, la abdominoplastia es la cirugia por excelencia para corregir las alteraciones producidas por el embarazo. La llegada de un bebe trae grandes satisfacciones a los padres, pero con frecuencia produce alteraciones en el abdomen de la mamá. Las estrías debido al gran estiramiento de la piel durante el embarazo y la separación de los músculos abdominales por el crecimiento del bebe en el útero, son corregidas con la abdominoplastia. En esta cirugia se retira la piel que se encuentra debajo del ombligo hasta el pubis quitando la mayor parte de las estrías dejadas por el embarazo.

El “amarre” o plicatura de los músculos del abdomen le dan un aspecto plano y firme que mejoran el contorno o silueta corporal. Dentro de nuestra técnica empleamos varios pasos quirúrgicos que permiten obtener resultados mas armoniosos.

Estos son algunos detalles técnicos que utilizamos:

-Tecnica del “reconstrucción” del ombligo que permite obtener un ombligo natural con pocas cicatrices visibles en la mayoría de los casos. La cicatriz permanece generalmente escondida por dentro del ombligo.

-Triple amarre o plicatura de los músculos del abdomen. El abdomen es tridimensional y por ello requiere de un modelaje con doble o triple amarre de los músculos según la necesidad de la paciente. Esta técnica facilita obtener un abdomen mas plano y mas firme.

-Reconstrucción del tejido de sostén de la piel. La piel tiene un tejido que permite su soporte a los planos profundos o musculares y al realizar el retiro de la piel debajo del ombligo en una abdominoplastia, se pierde esa capacidad de soporte. Si no se reconstruye, este tejido puede retraerse produciendo hundimiento de la cicatriz tal como ocurre en una cesare o una elevación en la posición de la cicatriz.

-Fijación del tejido de soporte de la piel a la aponeurosis o capa de recubrimiento de los músculos. Esta fijación permite un estiramiento extra de la piel del abdomen que nos ayuda a marcar mas la cintura. Se realiza con un hilo permanente o no absorbible, de manera que se sostiene a través del tiempo.

-Cicatriz en la posición mas baja baja posible, a nivel del pubis y siguiendo la linea de la ropa interior o de un traje de baño de dos pieza. -Cicatriz en forma de “sonrisa” que corresponde a una linea curva que simula el pliegue natural del abdomen en su parte inferior.

-Colocación de puntos de sutura debajo de la piel adhiriendo la piel al músculo, para evitar que se forme un acumulo de liquido o “seroma” que requiera de extracción posterior.

-NO USAMOS DRENES. La técnica anterior, aunque un poco dispendiosa, nos permite evitar el uso de un dren o drenes con la abdominoplastia. Las pacientes evitan tner que llevar la bolsa adherida al dren, presentan menos molestias, evitan una o dos cicatrices extras producidas por la salida del dren y se ahorran la molestia de su retiro. Un buen cirujano plástico siempre busca obtener los mejores resultados utilizando estaos detalles técnicos, con paciencia, pericia y sentido artístico.