Cirugía de Orejas u Otoplastia

Las orejas “salidas” o grandes, son motivo de burlas para los niños que tienen esta condición genética. Para evitar este problema, los niños pueden ser operados desde la edad de 6 años.

La técnica que utilizamos permite obtener resultados muy naturales, semejantes a la de una oreja normal. A diferencia de otros cirujanos, en especial de los otorrinos, nosotros no cortamos el cartílago de la oreja, procedimiento que da un aspecto poco natural por la angulacíon que adquiere el cartílago. En su lugar usamos un instrumento especial que permite adelgazar el cartílago de la oreja para que éste pierda su memoria y pueda ser moldeado más fácilmente obteniendo así una oreja con una curva natural que se sostiene a largo plazo.

Además cuidamos que la oreja no quede muy próxima a la cabeza porque deja de ser visible de frente y reconstruimos la posición levemente inclinada que tiene una oreja normal. Estos detalles permiten que los pacientes recuperen la forma anatómica normal de sus orejas y mejorando el aspecto general de su rostro.