Liposucción Láser

En los últimos tiempos han surgido varias tecnologías para mejorar los resultados de la liposucción o la lipoescultura, así como para facilitar su realización. El VASER basado en ondas de sonido ultrasónicas fue muy utilizado hace algunos años al igual que la liposucción con cánula vibratoria que por medio de un motor facilitaba el movimiento del dispositivo utilizado para la extracción de la grasa, conocido como cánula de liposucción. El Laser en la liposucción es una excelente herramienta para diversas situaciones. Muy útil para liberar la “fibrosis” o cicatrices que quedan debajo de piel después de una liposucción previa, ayudando a romper el tejido “fibrótico” y facilitando la extracción de la grasa.

Hay dos tipos de Laser: uno de alta potencia, que funciona en un rango de 10 a 25 vatios, con capacidad de cortar una pequeña pieza de madera como un baja lenguas, de amplio uso en la extracción de biopolimeros y uno de baja potencia, conocido popularmente como Laser frío, que funciona en el rango de 10 a 20 mili vatios, mucho menos potente pero no menos efectivo, muy utilizado para romper la fibrosis cuando se hace una liposuccion de segunda o tercera vez.

Ambos disminuyen la posibilidad de sangrado durante y después de la cirugia y mejoran la retracción de la piel. Aunque he utilizado ambos, personalmente prefiero en Laser de baja potencia por su seguridad. El único efecto secundario manifestado por los pacientes es una leve sensación de ardor en la piel que dura uno o dos días y que mejora mucho con un medicamento especial formulado de rutina en la mayoría de las cirugías.

El Laser en si no extrae la grasa, es necesario realizar una extracción clásica con la cánula de liposucción después de utilizar el Laser. Aunque lleva un tiempo utilizar previamente el Laser durante una cirugia de liposucción, su utilización facilita enormemente la extracción de la grasa disminuyendo el tiempo y mejorando la seguridad del procedimiento.

Ambos equipos de Laser requieren de una fuente generadora del Laser y emplean una fibra óptica para transmitir la luz polarizada del Laser. Se diferencian en la frecuencia de la luz y en la intensidad de la misma medida en vatios de potencia. Con el primer equipo es necesario llevar una cuenta total de la energía entregada a la piel y con el segundo del tiempo de uso. Los resultados obtenidos en liposuccion de papada son muy satisfactorios y producen un gran nivel de satisfacción en el paciente.

En las liposuciones de segunda o tercera vez permiten obtener resultados armoniosos con buena retracción de la piel y mejoría de las irregularidades producidas por mal empleo de la cánula de liposuccion en cirugias previas. Pregunte a su cirujano sobre su experiencia en el uso de Laser de alta o baja potencia para mejorar los resultados de su liposucción o lipoescultura